viernes , 1 diciembre 2023

Las cuatro medidas clave que los agroexportadores le pedirán a Milei para impulsar la región

La Ciara planteará al gobierno entrante la desregulación exportadora a través de DNU, una Ley de Eliminación Progresiva de Derechos de Exportación, una nueva ley de biocombustibles, y la licitación del dragado de la Hidrovía.

La comunidad agroexportadora, representada por empresas nucleadas en la Cámara de la Industria de Aceite de la República Argentina (CIARA), está delineando una estrategia audaz para convertir a nuestra región en el epicentro de la recuperación económica del país. En el marco del Consejo Agroindustrial Argentino, esta cámara ha identificado cuatro medidas cruciales que, de implementarse, podrían desencadenar un boom de exportaciones, reactivar la industria de aceite, harina de soja, y biocombustibles, y generar más de un millón de puestos de trabajo.

1. DNU de Desregulación Exportadora: Eliminando Cuotas, Fideicomisos e Intervenciones del BCRA
La propuesta más radical abogada por CIARA es la implementación de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que desregule por completo las exportaciones. Esto incluiría la eliminación de cuotas de exportación, fideicomisos y cualquier intervención del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Esta medida busca liberar las restricciones que actualmente limitan la capacidad de las empresas para aprovechar plenamente las oportunidades de los mercados internacionales.

2. Ley de Eliminación Progresiva de Derechos de Exportación
Otra medida destacada propuesta por CIARA es la promulgación de una ley que establezca la eliminación progresiva de derechos de exportación. Esta iniciativa busca incentivar la producción para la exportación, proporcionando a los agroexportadores un entorno más favorable para competir en el mercado global.

3. Nueva Ley de Biocombustibles con Libre Oferta y Demanda y Cortes en Aumento
La cámara también aboga por la promulgación de una nueva ley de biocombustibles que permita la libre oferta y demanda, eliminando restricciones que actualmente limitan el desarrollo del sector. La propuesta incluye aumentar los cortes de biocombustibles, lo que no solo impulsaría la producción local sino también contribuiría a la diversificación de la matriz energética del país.

4. Licitación del Dragado de la Hidrovía
En un esfuerzo por mejorar la logística y la eficiencia en el transporte fluvial, CIARA propone la licitación del dragado de la hidrovía. Esta medida apunta a facilitar el acceso de los productos agroindustriales a los puertos y, por ende, a los mercados internacionales.

Desafíos y oportunidades

La harina de soja se erige como el pivote central en este plan estratégico. La eliminación progresiva de derechos de exportación podría potenciar su contribución a las arcas del Estado, al tiempo que el impulso a la industrialización de la soja aumentaría la capacidad de exportación. Las plantas agroindustriales del Cordón Industrial, con un 40% de capacidad ociosa en épocas de cosechas típicas, podrían experimentar un resurgimiento significativo, especialmente tras años de sequías que afectaron su funcionamiento.

Sin embargo, este ambicioso plan no está exento de desafíos. La eliminación de regulaciones exportadoras y la liberalización de la oferta y demanda de biocombustibles requieren una cuidadosa consideración de sus implicancias económicas y medioambientales. La licitación del dragado de la hidrovía también plantea interrogantes sobre la gestión sostenible de los recursos acuáticos.

En última instancia, la implementación de estas medidas no solo dependerá de la voluntad política, sino también de una planificación detallada y un diálogo constructivo entre el gobierno, los agroexportadores y la sociedad en general. El éxito de estas propuestas podría marcar un hito en la historia económica de la región, consolidándola como un actor clave en la escena agroindustrial nacional e internacional.

Qué opinas?

Le puede interesar...

Paraguay flexibiliza su postura y se abre a aceptar el pago del peaje en la Hidrovía

Argentina logró avances sobre la controversia internacional por el cobro de peaje en la hidrovía, mientras Paraguay considera aceptar el acuerdo para mejorar las obras de navegabilidad.