lunes , 17 junio 2024

Las 4 causas por las cuales caen los precios de los bonos en dólares

Los títulos públicos del canje anotan una pérdida promedio de 16% en febrero y el riesgo país vuelve a acercarse a los 2.200 puntos. Qué dicen los analistas.

Los bonos en dólares exhiben a lo largo de febrero fuertes caídas de precios, en un promedio del 16% para los títulos públicos reestructurados con ley argentina y extranjera. Mientras se profundiza la racha negativa de las jornadas previas, los inversores siguen atentos a la evolución de las reservas internacionales, la inflación, el déficit fiscal, la recompra de deuda y el potencial Repo que negociaría el Gobierno con bancos extranjeros.

1 – Fragilidad de la economía

El repago de la deuda requiere una economía en crecimiento, que habilite mayores ingresos para el Gobierno en base a la recaudación tributaria y también la generación de dólares por exportaciones. Si el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del Indec lo confirma, diciembre sería el cuarto mes consecutivo con caída de actividad. A la par de la contracción económica, el Gobierno mantiene un alto déficit fiscal y un ritmo de endeudamiento que llevó a la deuda pública a un récord próximo a los 400.000 millones de dólares.

El Gobierno tampoco está resolviendo la escalada de la inflación, que según datos económicos difundidos el jueves ya registra variables fundamentales con aumentos por encima del 100% anual. Una inflación que se espiraliza y acumula trece meses consecutivos de expansión interanual, es el principal peligro para el crecimiento económico.

La Canasta Básica Total acumuló un incremento de 108% en los últimos doce meses, según el Indec, mientras que la Canasta Básica Alimentaria subió 109,8% en el mismo período. Además, los precios mayoristas, suerte de anticipo de lo que puede ocurrir luego con los valores al consumidor, alcanzaron en enero una suba del 100% anual, informó el Indec. La economía argentina está así rompiendo -tras más de tres décadas- el peligroso umbral que separa la inflación de una hiperinflación.

2 – Caída de reservas

El Banco Central tiene pocos dólares. Los analistas calculan que las reservas netas, donde no se incluyen depósitos privados y préstamos, se encuentran en un rango entre los 4.000 y los 5.000 millones de dólares, básicamente por la tenencia de oro. Se trata de un monto ínfimo para una economía como la Argentina: representa solo el 5% de las importaciones anuales, que superaron los USD 81.000 millones en 2022.

En 2023 las reservas internacionales brutas del BCRA, nuevamente debajo de los USD 40.000 millones, se desplomaron en USD 5.076 millones o un 11,4%, desde los USD 44.588 millones a los USD 39.328 millones. Si el Estado cuenta con menos divisas, la solvencia para honrar la deuda externa disminuye.

“La continua salida de dólares en el MULC por parte del BCRA seguramente limitaría la capacidad de seguir recomprando bonos”, advirtieron desde Portfolio Personal Inversiones. En este sentido, en función a los volúmenes operados en ByMA las estimaciones cifran en unos USD 25 millones las operaciones en la pasada semana. “Esto representa una disminución de 28% respecto a la semana anterior y ya no resulta suficiente para sostener los precios de los bonos que se ven presionados por una nueva ola de aversión al riesgo en el exterior”, acotaron en Portfolio Personal.

3 – Adverso frente externo

La suba de tasas internacionales afecta el desempeño de los bonos emergentes y, en particular, de aquellos considerados más riesgosos, como los emitidos por el gobierno argentino.

Germán FermoHead of Strategy del Grupo IEB (Invertir en Bolsa), describió que “se acelera el selloff de bonos argentinos causado por dos razones: primero, el mercado comienza a ‘pricear’ (trasladar a precios) quizá la cercanía de un desenlace a esta pesadilla a partir de las PASO 2023, tal como le ocurrió a Mauricio Macri en las PASO 2019; y segundo, las tasas en EEUU están haciendo ‘sangrar’ a todo el mundo”. Según Fermo, la norteamericana es “una economía a pleno a la que le costará desinflacionar y por eso la Fed deberá subir tasas más de lo esperado. No es un drama, es un problema a resolver en el tiempo”.

“La fuerte sorpresa en el mercado laboral, sumado a indicadores de actividad que fueron más robustos a lo esperado, volvieron a darle impulso a las tasas de interés en EEUU, luego de meses en retroceso”, aportaron los expertos de Balanz Capital. “Las mayores tasas a lo largo de la curva de rendimientos en Estados Unidos arrastraron a terreno negativo a los principales índices de renta fija global, con mayor impacto en los de larga duración”, añadieron.

4 – Incertidumbre electoral

A la Argentina le espera un exigente calendario electoral. Está previsto que el próximo 13 de agosto se celebrarán las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias). A menos de seis meses de esos comicios las principales fuerzas políticas no tienen definidos sus precandidatos y menos aún sus propuestas para superar la crisis económica. De darse un cambio de Gobierno tras las elecciones presidenciales de octubre, el país estaría hoy a ocho meses de un giro político que puede alterar -y mucho- el status quo presente. Esa gran incertidumbre altera a los inversores y afecta a los precios de mercado de los activos.

Los analistas de Consultatio Financial Services consideraron que el dato de inflación de enero conocido esta semana “evidencia que los mecanismos que hasta ahora venían permitiéndole al ministro Sergio Massa lograr cierto orden de cara a las elecciones presidenciales, encontraron un límite bastante temprano en el calendario electoral”.

“Los bonos soberanos en dólares se manifestaron con importantes pérdidas, extendiendo su racha negativa luego de darse a conocer la inflación de enero, mientras los inversores siguen de cerca esta variable, las reservas internacionales y el déficit fiscal en un año de incertidumbre política por las elecciones presidenciales”, sintetizaron por su parte desde Research for Traders.

Qué opinas?

Le puede interesar...

Quita de subsidios: las provincias advierten por tarifas de transporte de más de $1.000

Mientras el gobernador de Chubut le pidió a la Justicia Federal una cautelar para que no se suspenda la ayuda de Nación, ministros de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y San Luis manifestaron su preocupación por la escalada que sufrirán los boletos.