miércoles , 29 mayo 2024

Pico libre de candidata a concejal terminó en batalla campal

Ocurrió en Luis Borghi 245, propiedad de Hilda Díaz. Dos menores de edad resultaron heridos en una fiesta privada que acabó en gresca generalizada.

Este viernes por la noche, una fiesta promocionada en redes sociales -desde donde se proponía llevar jarra y bebidas, integrar la lista de invitados y abonar 100 pesos la entrada y 50 la anticipada- devino en una batalla campal por las calles del barrio 1º de Julio, con dos menores de edad que sufrieron heridas de arma blanca. Según informaron fuentes policiales, el domicilio en donde se organizó el festejo, situado en Luis Borghi 245 pertenece a Hilda Díaz, ex candidata a concejal en las últimas elecciones, que responde ideológicamente a la periodista justicialista Gloria de los Ríos.

A las 3.50 del sábado, un llamado al 911 alertó sobre una gresca en calle Luis Borghi al 200. Cuando los efectivos del Comando Radioeléctrico llegaron a la cuadra, observaron a cerca 100 jóvenes, aparentemente menores de edad, que se estaban agrediendo físicamente.

Según el parte de la Unidad Regional XVII, un grupo comenzó a arrojar piedras contra el personal policial, por lo que se solicitó colaboración de más unidades móviles y se efectuó un disparo con munición anti tumulto para dispersar a la multitud.

En ese momento, fuentes policiales informaron que en el domicilio de Luis Borghi 245 se había organizado una fiesta. La propietaria del inmueble, Hilda Díaz, manifestó a efectivos del Comando haber organizado un cumpleaños, desconociendo el motivo de la gresca.

Posteriormente, un menor de 15 años con sangre en su remera hizo entrega de un cuchillo con mango de madera y hoja aproximadamente de 13 centímetros de largo. El pibe, quien luego fue identificado como Brian R., se retiró diciendo que con ese cuchillo lo habían cortado, refirieron desde la investigación.

Minutos más tarde ingresó un nuevo llamado al 911 alertando sobre un disturbio en Catamarca al 200. Una vez allí los agentes policiales vieron a dos motocicletas de baja cilindrada que cruzaron a gran velocidad por calle Colón hacia el sur.

Entonces, un adolescente de remera negra corrió hacia la unidad móvil y se resguardó en su interior: Lucas M. de 17 años manifestó a la Policía que lo perseguía una moto y que lo habrían agredido produciéndole un corte en el cuello.

En ese momento otro chico que se movilizaba en una moto Yamaha Crypton 110 color gris, resultó detenido por personal policial e identificado como Brian R., quien manifestó que había sido agredido por Lucas M.

Al rato se hizo presente en el lugar un hombre que se presentó como el padre de Brian R., quien intentó entorpecer el procedimiento, arremetiendo verbalmente contra el personal policial y tratando de evitar la detención de su hijo, para luego perderse entre la muchedumbre.

Ambos adolescentes fueron trasladados al Hospital Granaderos a Caballo. La causa judicial quedó caratulada como lesiones mutuas en riña.

Este tipo de festejos privados, en los que se cobra entrada, -hipótesis que investiga la justicia sanlorencina- son un grave delito contravencional, ya que por su carácter de privado quedan por fuera del alcance de los controles policiales, provinciales y municipales, generando en los organizadores responsabilidades penales.

Qué opinas?

Le puede interesar...

Rosario: atacaron a balazos a un jardín de infantes

El hecho se produjo en Felipe Moré al 2200, en la zona oeste de la ciudad. Además tirotearon a una escuela en Constitución al 3200. En las adyacencias de ambos establecimientos dejaron notas amenazantes.