martes , 18 junio 2024
El dolor de Poli, la madre de Carolina Díaz.

Muestras de dolor y enérgico pedido de justicia por el femicidio de Carolina Díaz

Este sábado se cumplió un año del trágico hecho. Madre de tres hijos, fue rociada con combustible y prendida fuego en medio de una discusión con su pareja Luis Grandi.

Un año atrás, Carolina Díaz fue rociada con combustible y prendida fuego en medio de una discusión con su pareja, Luis Alberto Grandi. Hasta aquel día, ambos convivían en una casa de barrio Norte, en el límite de San Lorenzo con Puerto San Martín. Con el 80 por ciento de su cuerpo quemado, Carolina resistió hasta el 22 de marzo, cuando informaron su muerte desde el Heca.

La investigación de Fiscalía desacredita la hipótesis de que haya sido un accidente. A un año del fatal ataque, mientras la causa avanza hacia el juicio y Grandi permanece en prisión preventiva, familiares, amigos, vecinos y organizaciones de mujeres participaron este sábado de un acto en reclamo de justicia por el femicidio de Carolina.

El acto se llevó adelante en la plaza San Martín, en el centro de Puerto San Martín. Según la acusación del fiscal Carlos Ortigoza, el playero de estación de servicio le provocó la muerte a Carolina, a quien roció con combustible y prendió fuego en una vivienda de Islas Malvinas al 4200.

En la última audiencia, celebrada el pasado 19 de noviembre, la jueza Griselda Strólogo decidió prorrogar la prisión preventiva efectiva de Grandi hasta el juicio, más allá de que los abogados defensores del acusado ofrecieron una fianza de un millón de pesos para pedir su libertad. Aseguraron que esos recursos provenían de Natalia Orellano, la ex pareja del imputado.

Carolina sufrió graves quemaduras en el 80 por ciento de su superficie corporal. Resistió 31 días hasta que murió el 22 de marzo del año pasado.

Dramático: paciente se arrojó desde el tercer piso del hospital

Qué opinas?

Le puede interesar...

Imputaron por abandono de persona a los tres adultos que acompañaban a Loan cuando desapareció

Se trata de un tío y una pareja de amigos suyos, que habían salido a recoger naranjas con el niño antes de que este decidiera retornar solo a su casa. Los tres se encuentran detenidos por descuidar al menor, aunque los investigadores descartan la hipótesis de secuestro. En cambio, creen que el pequeño se perdió.