martes , 18 junio 2024

Los secuestradores del joven que apareció en San Lorenzo eran vecinos de la familia

Una serie de allanamientos se llevaron adelante en las localidades de San Lorenzo y Gálvez, para lograr la detención de dos hombres de 35 y 36 años. La víctima estuvo cautiva 12 horas y los extorsionadores pedían 200 mil dólares por el rescate.

Un joven de 27 años, hijo de un empresario de la ciudad de Gálvez, fue secuestrado días atrás por dos vecinos con el objeto de obtener un rédito económico a cambio de su liberación.

El hecho fue el viernes pasado, cuando el joven no llegó a su casa y sus padres comenzaron a recibir comunicaciones telefónicas, en las cuales un hombre pedía más de 200 mil dólares de rescate.

Tomó conocimiento el fiscal federal de Santa Fe, Jorge Onel, quien acompañado por la Policía Federal Argentina, y siguiendo el asesoramiento de los detectives del Departamento Antisecuestros Norte de la Superintendencia de Investigaciones Federales, se pudo contener y asesorar a los padres, para llevar adelante una negociación adecuada.

Minutos más tarde, los pesquisas llegaron al lugar a bordo de un helicóptero de la fuerza, habida cuenta que los minutos corrían y la víctima no aparecía, encontrándose en riesgo su vida.

Entre idas y vueltas, con la sugerencia necesaria, la familia cerró la negociación en varios millones de pesos mucho menor a la pretensión inicial, apoyándose los delincuentes en la preocupación de sus padres del riesgo de muerte que su hijo corría.

Los padres fueron citados en una estación de servicios ubicada en la autopista Rosario-Santa Fe, para realizar el pago de rescate, lugar donde concurrieron con el acompañamiento reservado del fiscal y de la Policía Federal Argentina.

Las horas fueron transcurriendo y al llegar al mediodía, los padres de la víctima recibieron el llamado más esperado, los delincuentes decidieron liberar al joven cautivo, en la localidad de San Lorenzo, abandonado a la vera de la Ruta 11, siendo hallado por un transeúnte, que circulaba en su auto, sin efectuarse pago alguno por su liberación.

Se comprobó que el joven secuestrado no había ingerido alimentos ni bebido líquidos durante más de 12 horas. Es decir, todo lo que duró su pesadilla, por lo que tuvo que ser atendido por un médico para recomponerse.

Los investigadores de la Superintendencia de Investigaciones Federales comenzaron a trabajar en la zona en busca de testigos, videos y datos relevantes, estableciéndose que los secuestradores fueron dos personas y habían utilizado un Ford Focus gris. Pero lo que más llamó la atención de todos fue que los autores materiales eran dos vecinos conocidos de la familia, situación que conmocionó su entorno.

Sin dudas y con fundamentos suficientes de los detectives del Departamento Antisecuestros Norte y a pedido del fiscal Onel, se expidieron varias órdenes de allanamiento para las localidades de Gálvez y San Lorenzo, que terminaron con la detención de los dos hombres 35 y 36 años, como así también del secuestro de un Ford Focus y aparatos celulares.

Los secuestradores ya se encuentran detenidos en la Delegación de la Policía Federal ubicada en la ciudad de Santa Fe, a disposición del juez federal Reinaldo Rodríguez.

Qué opinas?

Le puede interesar...

Escapó del hospital, robó caños, intentó huir y lo detuvieron

El presunto ladrón fue detenido anoche en la zona San José y República del Paraguay tras cruzarse con la policía mientras trasladaba un caño de 2 metros. En horas del mediodía se había ido sin previo aviso del hospital Granaderos Caballo.