miércoles , 29 mayo 2024

Imputación y prisión preventiva para los autores materiales de las amenazas a la familia Di María

Un hombre de 35 años y su prima de 23 fueron imputados este miércoles por haber arrojado un escrito amenazante dirigido a la familia Di María en el country Funes Hills. El juez Pablo Pinto además les dictó prisión preventiva efectiva por los delitos de amenazas calificadas, intimidación pública y portación de arma.

La causa judicial iniciada tras las amenazas a la familia de Ángel Di María sigue su curso y este mediodía la Justicia imputó por los delitos de amenazas calificadas, intimidación pública y portación de arma y les dictó prisión preventiva a las dos personas sindicadas por el fiscal como autores materiales.

Para el fiscal Pablo Socca, el hecho -al que calificó de intimidación pública- buscaba “infundir temor y generar conmoción en la población”. Y enmarcó la intimidación en la coyuntura que atraviesa la ciudad de Rosario desde diciembre, donde se cometieron homicidios de trabajadores y a diario aparecen amenazas al gobierno encabezado por Maximilano Pullaro.

Además Socca, a cargo de la unidad de Balaceras del Ministerio Público de la Acusación, sostuvo que ambos cobraron cuatro millones de pesos para realizar la amenaza.

Los imputados son: Pablo Acotto, de 35 años, y su prima, Sara Gutiérrez, de 23 años que fueron detenidos el pasado 27 de marzo en plena madrugada, cuando abandonaban un departamento de alquiler temporario y fueron interceptados en Moreno y Rioja por personal de la PFA que trabajaba de encubierto.

En el mismo operativo también fue aprehendido –y luego liberado– un chofer de Uber que los trasladaba y que había dejado su celular cargando en el departamento, lo que motivó el secuestro del aparato. En la vivienda, además, había una pistola calibre 22. Tras ser imputados, Acotto y Gutiérrez pidieron cumplir con la prisión preventiva en una carcel federal. 

 

Qué opinas?

Le puede interesar...

El Gobierno sube otro impuesto y la nafta aumenta un 20%

Por decreto, se actualizó el Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y el Impuesto al Dióxido de Carbono, que impactarán tanto en la nafta como en el gasoil a partir de junio.