martes , 28 mayo 2024

Huyó tras picada en la que murió sanlorencino y ahora está preso

Al motociclista puertense Brian José Basualdo le dictaron prisión preventiva por 15 días tras la muerte del sanlorencino Franco Vlaovic en una carrera de motos en el Parque Scalabrini Ortiz de Rosario.

Este sábado el fiscal Walter Jurado, de la Unidad de Homicidios Culposos, imputó a Brian José Basualdo de 23 años y oriundo de Puerto General San Martín, por el delito de homicidio culposo agravado por correr picadas y darse a la fuga. El juez Juan José Donnola le dictó a Basualdo prisión preventiva efectiva por 15 días. En ese período se seguirán recabando testimoniales y se evaluará solicitar la prórroga de la medida cautelar por la causa que investiga la muerte de Franco Vlaovic, un joven sanlorencino de 19 años amante de las motocicletas, que falleció el pasado jueves a la medianoche cuando perdió el control de su Honda Tornado en inmediaciones del Parque Scalabrini Ortiz, en la ciudad de Rosario. Para los investigadores, la víctima disputaba una picada con Basualdo.

Según informó el área de Prensa de Fiscalía y el Ministerio de Seguridad, Vlaovic corría una carrera contra Brian José Basualdo. Era medianoche. Los dos piloteaban unas Honda Tornado e iban a alta velocidad por Mongsfeld, pero al llegar a la intersección de Francia algo ocurrió, Vlaovic cayó al pavimento y Franco perdió la vida. Poco después, llegó al lugar la Policía de Acción Táctica, que habló con testigos, dijeron las fuentes. Según informaron, Basualdo se había ido del lugar.

El caso quedó en manos del fiscal Jurado, quien ordenó peritar cámaras de seguridad y la obtención de testimonios. El jueves por la mañana quedó detenido Basualdo. Por lo pronto, aún está bajo investigación su participación en la muerte de Vlaovic, dijeron fuentes judiciales.

Qué opinas?

Le puede interesar...

Rosario: atacaron a balazos a un jardín de infantes

El hecho se produjo en Felipe Moré al 2200, en la zona oeste de la ciudad. Además tirotearon a una escuela en Constitución al 3200. En las adyacencias de ambos establecimientos dejaron notas amenazantes.